Un niño de 10 años era abusado por sus amigos del barrio desde los 6 añitos

Compartir

Un nene de 10 años reveló a su familia que fue abusado en reiteradas oportunidades, desde los seis hasta la actualidad, por un vecino adolescente de 15, y un grupo de pibes del barrio, mayores de edad. «Le ataban las manos con piola, le ponían cinta en la boca para que no grite, y se turnaban para abusarlo una y otra vez», reveló con profunda angustia, Gabriela Ruiz Díaz, mamá de la víctima en diálogo exclusivo con cronica.com.ar. y reclamó mayor celeridad a la Justicia por el hecho denunciado.

Gabriela, actualmente vive en la ciudad bonaerense de Tigre, junto a sus dos hijos de 4 y 10 años. Sin embargo, ella es oriunda de  Formosa, donde está situada la casa de su madre. Allí es donde habrían ocurrido algunos de los abusos, que salieron a la luz el año pasado, que fueron denunciados ante la Justicia el pasado 26 de octubre en la comisaría de la ciudad formoseña de El Espinillo.

El último abuso tomó lugar el 23 de octubre en la casa de la abuela de los menores situada en el barrio 1°de Mayo, de la citada localidad. Gabriela, había viajado de vacaciones a la provincia norteña. Estaba haciendo pizzas en la cocina. Nunca imaginó que en una de las dos piezas del fondo de la vivienda, sus dos hijos estaban siendo abusados. 

Dias después a ese episodio la nena manifestó sentir dolor «en la cola». Esa fue la punta del iceberg para que Gabriela comience a indagar y todo el horror salga a la luz. 

«Mi hija me cuenta que este sinverguenza les cerró la puerta, y que a ella la besó y le bajó la bombachita y que le puso un palo atrás. Ella me cuenta que a su hermano le hizo lo mismo», relató la mujer. Además, contó que el presunto abusador habría tenido un cuchillo con «el que los amenazaba». Hasta el momento su hijo varón no había hablado: «Él tardó más en contarme».

El acusado es un adolescente de 15 años que vive en el barrio. «Este chico se crió en casa, siempre iba y venía», sentenció Gabriela. 

«A raíz  de todo esto le empiezo a preguntar a mi nene y me cuenta que no era la primera vez que pasaba esto», expresó. De tal manera, Gabriela realizó otra denuncia en el Destacamento Policial Rincón de Milberg, Tigre, donde vive actualmente. 

Los episodios de abuso que sufrió su hijo habrían comenzado cuando tenía 6 y serían seis sujetos los responsables de someterlo «en varias oportunidades».

La testimonial de la madre del menor donde detalla el horror que le narró su hijo.

«Uno era el chico de 15, quien lo abusó junto al marido de la prima, y otros dos primos. Salvo el adolescente todos los demás son mayores», dijo la denunciante. Además afirmó que su hijo nunca contó nada porque lo amenazaban de muerte diciéndole que «si hablaba le iban a hacer lo mismo a su abuela» y que «nadie lo iba a ayudar ni a defender».

«Sempre se lo hacían. Le ataban las manos con piola, le ponian cinta en la boca para que no grite», detalló Gabriela. «Abusaban una y otra vez y se turnaban», dijo la mujer.

Otro de los abusos ocurrió durante un cumpleaños. Según contó la denunciante, su hijo expresó que «hay un vecinito que juega al fútbol con ellos que también fue abusado en el cumpleaños». 

Actualmente, todos los denunciados están en libertad. «El adolescente está en resguardo de su madre, porque es menor», dijo la mamá de las víctimas.

Mientras tanto sus hijos declararon y fueron revisados en el Juzgado de Menores en Clorinda, y Gabriela espera que sean sometidos a camara Gesell, y que la causa tome envión.

«Quiero que paguen por lo que hicieron. Esto no puede quedar así, le hicieron un daño irreparable a mi hijo», sentenció. (Diario El Comercial).