Tras 24 horas sin colectivos, la UTA logró principio de acuerdo con los empresarios

Compartir

El paro de 24 horas anun­ciado por la Unión Tran­viarios Automotor (UTA) para todos los servicios del interior del país se concretó afectando principalmente a los cientos de miles de usua­rios. En Corrientes, la mayo­ría de los estudiantes, tanto primarios, como secunda­rios, terciarios e inclusive universitarios no pudieron asistir a clases, porque se vieron imposibilitados por la falta de transporte públi­co. Vale recordar que en su mayoría utilizan el boleto estudiantil gratuito. Otro tanto ocurrió con trabajado­res e inclusive con personas mayores que debían realizar trámites o perdieron turnos con médicos porque no te­nían colectivo y no pueden abonar la tarifa de remís. Fue así que gran parte de la acti­vidad en la Capital correnti­na resultó afectada sin que ningún organismo público o funcionario interviniera ni garantizara un servicio de emergencia.

Las primeras 24 horas de la medida de fuerza se cumplieron y casi con resig­nación y preocupación los usuarios se preparaban para otros dos días de paro de colectivos para mañana y el jueves, cuando a última hora de la tarde de ayer se cono­ció la noticia de que hubo un principio de acuerdo entre los sindicalistas y los empre­sarios.

Vale recordar que desde la UTA confirmaron que para la jornada de este miércoles, por el Censo nacional, el ser­vicio estará garantizado y se desarrollará con normalidad debido a que muchos de los censistas se trasladarán en colectivo.

COMUNICADO 

Según confirmaron a tra­vés de un comunicado «se ha logrado un principio de acuerdo con la representa­ción de la Federación Ar­gentina de Transportadores de Automotor de Pasajeros (Fatap)», lo que abrió la po­sibilidad de que se levante el paro programado para el jue­ves y viernes, normalizando el servicio de colectivos en el interior del país. 

«Ponemos en conoci­miento de los trabajadores, los usuarios y la opinión pública en general, que se ha logrado un principio de acuerdo con la represen­tación de la Fatap, luego de intensas y prolongadas reuniones con referentes de los gobiernos provin­ciales, municipales, refe­rentes del Comité Federal de Transporte (Cofetra) y autoridades del Ministerio de Transporte y de Trabajo de la Nación».

«La entidad sindical, jun­tamente con la representa­ción empresarial, acorda­mos reunirnos el día de ma­ñana (por hoy) para suscribir el acuerdo salarial y presen­tarlo en la cartera laboral. De resultar así, se anunciará el dejar sin efecto la medida de acción gremial dispuesta para los días jueves y vier­nes».

«Asimismo, esta entidad sindical informa que convo­cará a una marcha federal al Congreso de la Nación, para pedir el dictado de una ley federal de transporte que contemple la problemática del transporte de pasajeros del interior del país».

En paralelo, la UTA na­cional, señaló a través del comunicado, que anticipan la realización de una convo­catoria de choferes de todo el país a una marcha federal para reclamar una ley fede­ral de transporte ‘que con­temple la problemática del interior del país’.s

EN LA ESQUINA DE LA RIOJA Y JUNÍN SIN COLECTIVOS NI PASAJEROS POR LA MEDIDA DE FUERZA DE LA UTA, QUE ALCANZÓ AL TRANSPORTE URBANO Y AL SERVICIO CHACO-CORRIENTES.

Se concretó ayer la pri­mera de tres jornadas de paro nacional de la Unión Tranviarios Automotor, afectando a miles de usuarios en Corrientes. Un principio de acuerdo con una reunión prevista para hoy, podría levantar las medidas de mañana y el viernes.

Redistribución de los fondos

El representante de la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap), que nuclea al sector empresario, Gustavo Larrea, ex­plicó ayer en una entrevista con radio Sudamericana el motivo del paro por 72 horas convocado por la UTA en todo el país. 

El ex secretario de Transporte y Tránsito en Muni­cipalidad de Corrientes, durante la gestión de Fabián Ríos, representa al sector empresario en la Federación. En ese sentido sostuvo ayer: «Lo que recibe en dos me­ses el área metropolitana es lo que recibe el interior del país en un año. Si no hay una redistribución de fondos no podemos hacer frente a los compromisos».

«Después de cuatro horas que tuvimos de diálogo, no hemos encontrado alternativas. El Gobierno se presen­tó simplemente para ratificar lo que se venía diciendo: no asumir ningún compromiso distinto a lo que se te­nía pautado para el primer trimestre».s

Lo que reclama el sindicato

El 8 de abril, la UTA cerró un acuerdo para los choferes de corta y media distancia del Area Metropolitana de Bue­nos Aires (Amba), con un aumento del 50% escalonado, que llevará el salario básico a 150.000 pesos desde agos­to, además del pago no remunerativo de 43.000 pesos en cuatro cuotas. El sindicato reclama que se equiparen los salarios del interior del país con los que perciben por el mismo trabajo aquellos que prestan servicios en el Amba.

Según los empresarios, el impacto de la nueva pauta salarial sería de 14.000 millones de pesos para el inte­rior del país, y de no ser acompañados con nuevos sub­sidios nacionales, esos fondos deberían provenir de las empresas o de los Estados provinciales. «Si bien desde la Nación se ratificó el compromiso de establecer un fondo de 46.000 millones de pesos para el interior en 2022, los subsidios para todas las jurisdicciones apenas represen­tan el 15 por ciento del total, mientras que el restante 85 por ciento se destina al Amba». s

«La Municipalidad tenía la obligación de intervenir»

Así lo señaló el titular de la Asociación de Usuarios y Consumidores de Corrientes, Nelson Veas Oyarzo, quien dijo que «son inaceptables tres jornadas sin servicio de colectivos por un paro», y agregó: «Los pliegos de conce­sión tienen los mecanismos para actuar en casos como estos». Según señaló en declaraciones a Momarandu.com, se debe «intimar» a las empresas a garantizar el servicio o penalizarlas por el incumplimiento. «El Municipio tiene la facultad para hacerse cargo de la prestación ya sea con las mismas unidades de las empresas o bien con medios alter­nativos». «¿Para qué hay subsidios nacionales, provinciales y municipales si se llega a este punto?», se preguntó, y agre­gó: «Tampoco el Concejo Deliberante puede permanecer al margen. Tiene que intervenir». E inclusive manifestó: «Na­die cree que se pueda producir esta situación sin niveles de responsabilidad compartida entre autoridades, empresas y la UTA», concluyó. (Diario Norte).