Se hicieron cargo de seis menores y esperan guarda definitiva

Compartir

POSADAS. Lorena Silva y Daniela Díaz son pareja, residen en el barrio A-4 y, desde el año 2018, están a cargo de los seis sobrinos de Daniela, debido a conflictos con los padres, al tal punto que la madre de los niños tuvo “prohibición de acercamiento” por violencia.

Hace cinco años que los chicos están con nosotras, llegaron porque la madre tenía una exclusión de hogar donde ella estaba viviendo, nos dijo que la echaron donde estaba viviendo con sus hijos y que estaba en la calle. Con Daniela tomamos la decisión de ayudarlas, teníamos una casa grande donde vivía mi papá”, comenzó relatando Lorena al móvil de Misiones Cuatro.

Y agregó: “llegaron en estado deplorable, mal desnutridos, fue muy fea la situación. El primer día que la madre llegó los dejó y apareció a los cuatro días, ahí comenzó nuestro trabajo”.

Estaban muy abandonados no tenían documentos. Después que nos dieron la guarda, con los papeles que habían quedado que dejó en nuestra casa, encontramos que había denuncias, en la libreta vimos que le faltaban vacunas, y empezamos a hacer lo que correspondía por la salud de los chicos por su bienestar”.

“Había denuncia por maltratos, los chicos se iban sucios a la escuela, ese fue el llamado de atención de las maestras”, reveló la mujer.

“Quiero aclarar que nunca fue nuestra intención sacarles a los chicos, se les quiso ayudar para que puedan tener una vida mejor, y que pueda cambiar ya que tenía muchas denuncias, no la echaron porque era una exclusión de hogar, pero ella no lo aceptó porque tenía miedo de ir presa, ahí fue donde comenzó todo, hace cinco años”, relató la mujer.

Por su parte, Daniela la tía de los niños contó“empezamos a estar más tiempo con los chicos, llegaron en mayo del 2018 y, en octubre, nos enteramos que pasaron ciertas cosas como el abuso”.

Les sentamos a los chicos y que de a uno nos empiecen a contar que le hacían en Garupá, fue un horror todo lo que nos contaron, de 6, 5 tenían historias para contar”.

Respecto a la madre señaló: “le dijimos que necesitábamos hablar con ella y que era horrible todo lo que nos habían contado, que tenía que hacer la denuncia correspondiente. Nos dijo que no, que ya tenía denuncia hecha por abandono y que si hacia podía ir presa”.

Además, contó que como tía de los menores la justicia le dio la guarda provisoria que se fue renovando: “hicimos la denuncia y la jueza nos dio la guarda provisoria por seis meses y una restricción de madre. Después nos empezaron a renovar por tres meses pero no le dieron una restricción”.

Por su parte, Lorena contó: “hoy la guarda se encuentra vencida desde diciembre, en lo posible queremos la guarda definitiva”.

Las personas que conocen a los chicos y vieron como estaban y como está ahora, se van a dar cuenta no solo del cuidado, sino del amor. Ellos ya sufrieron demasiado y ya punto final a esto. No quieren saber nada de los padres, quieren vivir con nosotras”, comentó.

Ayuda necesaria

Las mujeres relataron que tuvieron que vender muchas de sus pertenencias para poder alimentar a los chicos: nos tuvimos que deshacer de casi todas las cosas para solventar gastos, vendimos heladera, cocina, celulares”, relataron.

También señalaron que si alguna persona quiere ayudar económicamente a los niños pueden hacerlo por Mercado Pago: 0000003100071039956242.

Además contaron que el padre de los menores “tiene una demanda de alimentos que no está cumpliendo”. (MisionesCuatro).