Revés para Formosa y Corrientes: el tope para el subsidio energético es menor de lo esperado

Compartir

El pedido de Corrientes y los 9 gobernadores del Norte Grande entre ellos Gildo Insfrán, no hizo mella en el Gobierno nacional, que ayer publicó en el Boletín Oficial que el tope a subsidiar de energía eléctrica será de hasta  550 kWh y no de 750 kWh,  como solicitaron los mandatarios.

En Corrientes preocupa además la falta de identificación de 100.000 usuarios que no realizaron el trámite y podrían recibir una fuerte suba en sus boletas.

El titular del Ente Provincial Regulador Eléctrico, Pablo Cuenca, manifestó su preocupación respecto al aumento de tarifas que implementará el Gobierno nacional. “Se conoció en el Boletín Oficial el tope de consumo (subsidiado) para nivel 3 de usuarios residenciales que son los de ingresos medios. Para el todo el país, es de 400 kWh por mes y para las cuatro provincias del NEA, además de Catamarca y La Rioja se eleva a 550 kWh”, dijo a Punto de Referencia que se transmite por LT7.

La resolución de la Secretaría de Energía N° 642, que establece los topes de consumo, fue publicada en las últimas horas en el Boletín Oficial.

“Los pedidos de los gobernadores (del Norte Grande) era de 750 kWh para los meses de noviembre a marzo y de 550 kWh” para la etapa invernal.

“Esta medida es de aplicación al 1 de septiembre, o sea que va hacia atrás, nos despertamos hoy con esto y estamos haciendo las gestiones administrativas que nos corresponden para cumplir con el mandato, ya que no tenemos otro mecanismo más que aplicarlo”, remarcó.

“La expectativa en base a los reclamos, pedidos y manifestaciones de diversos ámbitos de la sociedad y a través de los gobernadores para considerar otros valores y la promesa del Gobierno nacional de estudiar la posibilidad generaba expectativa, pero finalmente se conoció hoy la resolución de la Secretaría de Energía”, lamentó.

Cuenca advirtió que una gran parte de los usuarios correntinos no hicieron el trámite y temen que, en algunos casos, se trate de personas que, por vivir en zonas rurales o tener limitaciones en el acceso a internet, no hayan podido inscribirse y no estén en condiciones de pagar un aumento.

“En los registros al 31 de agosto, en el nivel 2, que es el de menores ingresos, teníamos a 155.000 usuarios inscriptos y 35.000 usuarios en el nivel 3 de clase media, lo que da un total de 188.000 usuarios” identificados, detalló Cuenca.

Lo cierto es que “el Ente tiene 280.000 usuarios contabilizados, por lo que cerca de 100.000 no han sido identificados”.

«Si mañana tuviéramos que salir a refacturar, esos segmentos no identificados quedan en una nebulosa”, señaló Cuenca. 

“Todavía hay una instancia para solicitar el subsidio”, indicó.