Es jubilado, changuea para pagar el alquiler y le robaron el Renault 9 con el que traslada a su esposa enferma

Compartir

Luis Ramírez tiene 78 años y desde el domingo no se levanta de la cama porque le robaron su automóvil Renault 9 estacionado en J. M. Zuviría y Güemes, en barrio Sargento Cabral. Al coche lo usa para changuear porque la jubilación no le alcanza para pagar el alquiler, pero, por sobre todo, es el auto en el que llevaba a su esposa Graciela Salazar al súper y el médico, ya que luego de tres ACV casi no camina. » A mi papá le cortaron las piernas» contó Laura, su hija por AIRE.

Luis está tirado en su cama desde el domingo sin hablar con nadie, su hija está desesperada porque teme que pueda caer en un pozo depresivo. Le robaron un Renault 9 RL patente ABK 329 de la puerta de su casa. Cualquier robo de ese tenor es una pérdida importante, pero en este caso en particular es más doloroso para el matrimonio.

Luis Ramírez y Graciela Salazar en 1995.

Luis Ramírez y Graciela Salazar en 1995.

Ramírez tiene 78 años y luchó toda su vida por salir adelante trabajando como metalúrgico. Se jubiló pero siguió «changueando» porque con su esposa –Graciela de 75 años– alquilan una modesta casa en el barrio Sargento Cabral. Fabrica aberturas en su hogar porque el dinero no les alcanza. Menos aún al momento de costear gastos relacionados con la salud de ambos: Luis padece epoc y su esposa, severas consecuencias de tres accidentes cerebrovasculares.

Laura contó a AIRE que Luis viene de una racha complicada. El verano pasado trabajó de modo informal como seguridad en uno de los paradores de la costanera santafesina. La familia no estaba de acuerdo, por su avanzada edad y sus limitaciones, pero de igual modo Luis aceptó el trabajo.

En una de esas noches perdió pie, se cortó los ligamentos de los brazos y no pudo ser intervenido quirúrgicamente. Así que también convive con esa dolencia. «A mi papá le cortaron las piernas, está tirado en la cama sin hablar con nadie», repite una y otro vez Laura, con la esperanza de que el vehículo aparezca.

Por cualquier información comunicarse con el 342 4 426865.

(Fuente: Aire de Santa Fe).