Encontraron muerto a un gendarme Formoseño con un disparo, atado y con una media en la boca

Compartir

El hecho ocurrio en la provincia de Corrientes. Con el correr de las horas surgen nuevos datos impactantes respecto al gendarme hallado muerto en Santo Tomé. El funcionario, identificado como Alfredo Vivero (37 años), era oriundo de Pirané, Formosa, tenía un disparo, estaba atado con precintos y su boca estaba atorada con una media. Todos los detalles llevan a un homicidio. Vivero sería prestamista.

La información completa, de acuerdo a un documento interno, precisa que la muerte de Vivero fue informada por su esposa, quien también es integrante de Gendarmería. 
El hecho ocurrió en el domicilio particular ubicado en calle Beltran  499 depto 1.

Personal médico de Gendarmería al llegar corroboró que el cuerpo del sargento Vivero «estaba con el tronco sobre la cama decúbito ventral con las extremidades inferiores tocando el pizso, con un aparente disparo en la sien y el arma reglamentaria cerca de la mano derecha».

Luego llegó al lugar personal de la Comisaria Segunda de la Policía de Corrientes y el Fiscal de Instrucción, Dr. Facundo Cabral.

Dichas autoridades procedieron a la realización de las actividades periciales de levantamiento de huellas y pruebas.

 Al colocar el cuerpo decúbito dorsal se observó que el occiso tenía un disparo en la sien con orificio de ingreso y salida de derecha a izquierda, una media en el interior de la boca, y un precinto en el cuello, indicios por el cual el fiscal manifestó muerte dudosa, hasta la realización de la autopsia. (Fuente: Radio Dos).