El duro reclamo de vecinos por la presencia de patinadores en una plaza de Corrientes

Compartir

Los transeúntes reclaman que interrumpen la circulación en las veredas y que pueden provocar daños en los monumentos de la plaza.

Vecinos se quejan de la presencia de patinadores en la plaza 25 de Mayo. Según indicaron los transeúntes no pueden circular en horas de la tarde por la plaza debido a que un grupo de 20 personas que aprenden a andar en rollers transitan por los diferentes espacios. El profesor que dicta las clases en el espacio público no posee un permiso habilitante para hacerlo. 

La plaza es considerada monumento histórico nacional y por lo tanto las diferentes áreas como la estatua central del General José de San Martín, la glorieta, las veredas y espacios en verde no pueden utilizarse para otros fines. Se prohíbe circular en bicicleta, patinetas y otros medios de transporte similares, sin embargo, un grupo de personas anda en rollers por la acera. 

Una de las transeúntes de la plaza indicó a El Litoral que “20 niños aprenden a andar en rollers y después entran los padres, hacen piruetas cerca del mástil y se suben a la glorieta, pueden romperlas y esta es una plaza histórica”.

Las clases son dictadas por un profesor de educación física, llamado Pepe, según informó la vecina, que dicta las clases a 20 niños y aproximadamente 8 personas adultas. 

Esta persona no cuenta con un permiso especial para dictar clases en el espacio público, y lo utiliza para fines lucrativos, ya que los alumnos deben pagar $1.500 para aprender a patinar. 

Las actividades son dictadas durante 40 minutos aproximadamente. 

El director de plazas, Abel Acevedo, indicó a El Litoral que “el profesor que enseña a andar en patines no tiene papeles para hacerlo, le pedimos que dicte sus clases en otro sitio. Se excusa con que está fomentando el deporte y que no tiene un lugar propio para hacerlo”. 

El hombre inició con esta práctica hace un tiempo, dejó de asistir durante el mes de junio luego de que le realizaron un llamado de atención pero este mes retomó y continúa brindando su asesoramiento. Durante la pandemia, varios profesores tenían la iniciativa de ofrecer funcional o baile al aire libre en las diferentes plazas, pero para realizarlo se debe tramitar un permiso que habilite la actividad. 

Ignacio Maldonado Yonna, de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo sustentable indicó a El Litoral:  “Tuvimos una queja de los vecinos por las personas que aprenden a andar en rollers en esa plaza, lo charlamos y le pedimos que se mude al Parque Cambá Cuá, que hay más espacio”.

La semana pasada se había registrado la destrucción de uno de los cañones que rodean el monumento del General José de San Martín, cuando unos jóvenes jugaban con las cadenas que lo rodean. 

Por otro lado, la glorieta fue vandalizada y se pueden ver grafitis realizados con aerosol. Cabe aclarar que la plaza fue restaurada hace tres años atrás y debido a estos actos de destrucción deberán realizarse nuevas obras para repararlas. (Diario El Litoral).