Cayó banda que operaba desde una cárcel y traficaba drogas dentro de golosinas

Compartir

CORRIENTES. Efectivos de la Unidad de Investigaciones de Delitos Complejos y Procedimientos Judiciales “Paso de Los Libres” junto con otras Unidades de Gendarmería y con intervención del Juzgado Federal de Paso de Los Libres, avanzaron con las pesquisas, tras el decomiso de una encomienda que contenía 4 kilos 144 gramos de “cannabis sativa” que había sido enviada desde Puerto Iguazú hacia la provincia de La Rioja. La cual fue interdictada en el Paraje “Cuay Grande”, Corrientes.

Los gendarmes pudieron establecer que los líderes de la banda delictiva operaban desde el interior de la Penitenciaría Federal de Roque Sáenz Peña y dirigían a un grupo de personas para realizar actividades relacionadas con la comercialización de cocaína fraccionada, cogollos de marihuana y LSD (drogas de diseño) como así también enviar estas sustancias mediante la modalidad encomiendas ocultas entre golosinas.

Asimismo, los funcionarios obtuvieron información sobre otro posible envío de drogas hacia la provincia de Tierra del Fuego, por lo que el Magistrado interviniente dispuso una entrega vigilada, en la ciudad de Río Grande donde los uniformados lograron detener a un ciudadano, miembro de la organización.

A raíz de estos hechos, los uniformados realizaron ayer doce allanamientos en la ciudad de Puerto Iguazú (domicilios y un pub) y en la Penitenciaría Federal de la ciudad chaqueña de Roque Sáenz Peña.

Como resultado de los operativos, los funcionarios decomisaron 5 kilos de “cannabis sativa”, una planta de “cannabis”, cuadrículas de LSD, envoltorios con cocaína, 77 pastillas de anfetamina, un arma, tres balanzas de precisión, vehículos, 22 teléfonos celulares, 76.930 pesos argentinos, 250 reales, dispositivos de almacenamiento y documentos de interés para la causa.

Asimismo, se detuvieron a siete hombres y cuatro mujeres ligados al “Clan Brites” (miembros de la organización dedicada al narcotráfico). (MisionesCuatro).