Bajante: la altura del río en Santa Fe ya está por debajo del 0

Compartir

La bajante del río Paraná sigue preocupando a los santafesinos y, según los pronósticos de los expertos, esperan que se siga profundizando durante este año, luego de marcar un récord histórico en agosto del 2021. De acuerdo a los reportes de Prefectura Naval Argentina que mide cada mediodía y medianoche, la altura del río en la ciudad de Santa Fe disminuyó 19 centímetros en dos días desde el 31 de diciembre hasta el 2 de enero a la noche. Esta mañana AIRE pudo constatar que la altura del río disminuyó aún más y este lunes a primera hora, ya marca valores por debajo del 0.

En el móvil de AIRE, Ignacio Laurenti visitó a las 7 de la mañana el hidrómetro del Puerto de Santa Fe, que marca que la altura del río es de -0,07 metros. Esto significa que en un solo día, descendió 24 centímetros. Si bien se trata de un adelanto, se espera que los datos oficiales sean emitidos por Prefectura Naval este mediodía.

El Instituto Nacional del Agua (INA) advirtió que prevalecerá una disminución de los caudales entrantes en el río Paraná en todo su cauce, por lo que seguirá en bajante hasta al menos el 28 de febrero próximo, por las condiciones climáticas «desfavorables».

Los efectos de la bajante en la región

La bajante afectó la fauna íctica al dejar seco el valle de inundación (donde los peces se refugian, alimentan, reproducen y crecen); produjo inconvenientes en el riego de cultivos y complicó las producciones industriales que necesitan captar agua.

También acrecentó los problemas de incendios en las islas, ya que en otras situaciones el agua funcionaba como cortafuego natural; y los de contaminación del agua, ya que se redujo la capacidad del río de dilución de los afluentes crudos o industriales.

El secretario de Agricultura y Ganadería de Entre Ríos, Lucio Amavet, dijo que la bajante «impactó fuertemente en acopiadores, fileteadores, transportistas y más de 3.000 familias de pescadores».

En ese sentido, recordó que las barcazas comerciales «tuvieron que adecuarse a transportar mucha menor cantidad», lo que ralentizó la navegación y «ha encarecido enormemente el transporte fluvial».

«Es una situación histórica particular que nos enfrentó a una situación compleja desde lo ambiental que seguirá hasta 2025, se puso en crisis la producción, tuvimos serios problemas con incendios y destruyendo el hábitat de la fauna», dijo a secretaria de Ambiente de Entre Ríos, Daniela García.

El gobierno entrerriano busca crear un plan provincial de adaptación y mitigación del cambio climático con diferentes obras y una red de municipios que «establecerán metas de reducción», en la gestión de afluentes para reducir los efectos de gases invernaderos pero principalmente «en la educación y prevención de daños al ambiente». (Aire de Santa Fe).