Agredieron a una una médica en la ciudad de Sáenz Peña

Compartir

Tras la acusación legal por agresiones hacia una médica pediatra del Hospital 4 de Junio «Dr. Ramón Carrillo» de Sáenz Peña, el Ministerio de Salud Pública de Chaco salió a repudiar el hecho, aseguró que solicitaron una guardia policial especial y que buscarán “una sanción ejemplificadora” para que situaciones de violencia de esta índole no vuelvan a ocurrir.

Fue el lunes durante el mediodía que una médica fue violentada físicamente por la madre de un paciente tras su exigencia de tener prioridad, pese a que en ese momento se brindaba asistencia a otros menores con cuadros de mayor urgencia.

La médica realizó una exposición policial en la comisaría Cuarta y solicitó mayor seguridad para el personal del nosocomio.

En este sentido, el Ministerio ratificó su “acompañamiento a todos los trabajadores y trabajadoras del servicio sanitario, garantizando por ellos la seguridad correspondiente para evitar nuevos episodios de violencia”. Además, destacó al personal por “su valentía, compromiso” e hizo un llamado a “permanecer cumpliendo las funciones profesionales con el mismo compromiso que se tiene desde el primer día”.

Con la denuncia de la víctima, miembros del área legal del hospital 4 de Junio se abocaron al análisis del caso en busca de “una sanción ejemplificadora que genere precedentes para evitar nuevamente una situación de estas características”.

“En principio, solicitamos una guardia policial adicional en el área de emergencia de pediatría, porque esto viene a ser parte de otros hechos más que, esporádicamente se vienen suscitando”, señaló el director del hospital, José Carlos Navarrete, y explicó que es importante entender el funcionamiento del triage en las guardias, donde la prioridad la tienen las urgencias.

“Es una guardia de emergencias, y cuando llega una madre y hay un hecho de emergencia, los médicos se abocan a este hecho de emergencia. Se les da atención a los pacientes más urgentes, luego a los demás”, subrayó.

REFLEXIÓN SOCIAL

Desde la cartera sanitaria llamaron a la “reflexión social en momentos de alta demanda sobre el sistema de salud frente al desarrollo de las distintas patologías y la continuidad de la pandemia por COVID-19, donde el personal sanitario de todas las áreas viene trabajando a destajo con el compromiso de garantizar la asistencia para cada uno de los chaqueños y las chaqueñas”.

Además, recordaron que “hace casi dos años la llegada de la pandemia por COVID-19 demostró lo vital del esfuerzo de todo el personal de salud”. Desde el Ministerio llamaron a reconocer este trabajo ante la pandemia, ya que se enfrentan aún hoy a una enfermedad desconocida que se llevó la vida de muchos trabajadores y trabajadoras de la salud en el cuidado de otras personas.

El subsecretario de Salud, Carlos Fernández, remarcó la importancia de mantener la armonía con el personal sanitario que trabaja incansablemente desde el primer momento, más aún en un contexto donde los casos por COVID-19 avanzan en aumento en toda la provincia y las demandas se incrementan a la par.

“Repudiamos firmemente este y todos los hechos de violencia que acontecen contra el personal médico en el país. Sabemos del compromiso y la dedicación de los trabajadores y las trabajadoras en estos casi dos años de pandemia, lo cual debe ser valorado y respetado por toda la sociedad”, planteó el subsecretario.

En ese sentido, el funcionario sostuvo que la pandemia “aún no está terminada”, y reiteró que, frente a la alta demanda, se debe contemplar el esfuerzo médico para asistir a todas las personas. “Los trabajadores de salud son personas con emociones, miedos y angustias, y siguen trabajando a destajo con el cansancio a cuestas. Es importante entender esa situación a la hora de hacer una consulta, y no olvidar que cada uno de ellos asume el compromiso diario de dedicar su vida para salvar las de las demás personas”, concluyó.

Paralelamente, el Consejo Federal de Salud expresó su solidaridad con las trabajadoras y los trabajadores de salud víctimas de agresiones en los últimos días

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, junto a sus pares de las 24 jurisdicciones, repudió, en el marco del Consejo Federal de Salud (COFESA) los ataques y agresiones inadmisibles que sufrieron trabajadoras y trabajadores de la salud en los últimos días.

Ministras y ministros de Salud de todo el país brindan su apoyo y se solidarizan con cada integrante del sistema de salud, en cada provincia, en cada municipio y en cada rol, que haya sufrido agresiones verbales o incluso violencia física en los últimos días.

Desde Ministerio chaqueño plantearon que la gran mayoría de las argentinas y los argentinos valoran el trabajo a lo largo de la pandemia de quienes tienen encomendada la tarea sanitaria, y solo se trata de una pequeña parte de la sociedad la que ha llevado a cabo estos inadmisibles actos. “Por ello, resulta necesario que como sociedad en su conjunto garanticemos un ambiente de trabajo seguro para que estas personas puedan brindar un servicio tan fundamental como es la salud. Es el compromiso también de todas las áreas de gobierno a nivel nacional, provincial y municipal, quienes redoblarán esfuerzos para que este tipo de hechos lamentables no vuelvan a ocurrir”, indicaron. (Diario Chaco).