A pesar del Colapso energético nacional: en Corrientes aseguran que no habrá cortes

Compartir

Ante el colapso energético nacional, la Dirección de Energía de la Provincia de Corrientes (Dpec) emitió un par de recomendaciones a la ciudadanía para afrontar la crítica situación del servicio que afecta a todo el país. Confirmó, además, que no habrá cortes programados para la industria correntina, como sí se anuncia en el Área Metropolitana de Buenos Aires. 

La mayor crisis del servicio energético nacional se centra hoy en el transporte de la energía, en esta región a cargo de Transnea. Por eso y ante las altas temperaturas confirman que seguirán los bajones de tensión de 14 a 16. Recomiendan, por ello, que es preferible usar el aire acondicionado más tiempo en 24 grados y no en 17 en esa franja horaria. 

Los bajones de tensión se mantendrán hasta que el Gobierno nacional logre subsanar la crisis energética, cuyo epicentro es Amba, con cortes de hasta 72 horas en determinadas zonas, y que ya obligó a la Nación a programar cortes en las industrias.

“En Corrientes la energía está garantizada. No hay ni habrá cortes programados para las industrias y mucho menos para los usuarios residenciales”, dijo a El Litoral el interventor de la Dpec, Alfredo Aún. El titular de la empresa estatal detalló que se hicieron las inversiones necesarias y se continúa con más obras que proyectan el servicio a futuro. Uno de los claros ejemplos de la fortaleza de la infraestructura de la Dpec se evidenció el jueves cuando Corrientes superó su demanda récord y se alcanzó los 732 megavatios de consumo, situación que en otros años hubiera derivado en prolongadas interrupciones del servicio.

Una de las obras que incide en una clara mejora del servicio fue la construcción del centro de distribución de las Mil Viviendas, obra que en su momento fue cuestionada por ambientalistas, y que redundó en beneficios para el populoso barrio. “Las Mil Viviendas se abastecía del centro de distribución del Ongay. Si no se hubiera avanzado en la nueva obra, hoy sería un caos. Se hacen proyectos similares en toda la provincia”, recordó Aún.

La Dpec avanza en la construcción del centro de distribución en el barrio Molina Punta por el crecimiento de la zona, la obra estará lista en breve. Además en los próximos meses se licitará un nuevo centro para el microcentro, que se ubicará en la zona del Ministerio de Producción y aliviará el consumo por los próximos cinco años.

Corrientes tiene 300.000 usuarios, de los cuales 270.000 son residenciales y 100.000 se centran en Capital. La compañía estatal ha reducido su pérdida de energía, que corresponde a usuarios enganchados de manera ilegal. “Por mes se regulariza la situación de 1.000 usuarios, pero no podemos colocar medidores donde no hay infraestructura”, detalló el interventor.

Pico

A pesar del pico de consumo, el sistema eléctrico de la provincia respondió de manera satisfactoria. Más allá de las altas temperaturas impuestas, los incendios de pastizales que afectan a las líneas eléctricas en numerosas zonas y las perturbaciones del sistema de alta tensión interconectado del NEA.

“Estamos preparados para satisfacer la alta demanda energética, trabajando en beneficio de nuestros usuarios”, indicó Aún, que en el contacto con los medios de prensa estuvo acompañado por el jefe de Operaciones del organismo, Jorge Albornoz, quien mediante una serie de cuadros explicó como funciona el sistema nacional, regional y provincial, dando también un pantallazo sobre el impacto que tiene el Sistema Interconectado Nacional, que permite el abastecimiento de energía de distintas fuentes.

También estuvieron presentes el subgerente comercial, Osvaldo Acevedo, y Luis Squarzon, a cargo de la coordinación de Planificación de la Dpec.

“Nuestra infraestructura es óptima, más allá de algunos casos puntuales de cortes de servicios, propios de la época estival. Estamos trabajando bien en las grandes localidades”, agregó Aún. Acotó además que el sistema debe estar acompañado por inversiones permanentes, ya que la curva de consumo de energía es constante y aumenta en relación directa con la población, que cada vez cuenta con mayores equipos sofisticados en sus hogares.

Resaltó que ante el pico de consumo del jueves de 732 MW registrado en la provincia (ayer lo volvió a superar), quedó demostrado que el sistema energético de la Dpec estuvo preparado para afrontar la demanda, independientemente del colapso que ella genera, fundamentalmente en los horarios que van de las 14 a las 16.

“Pedimos a la gente que entienda la situación y respecto a los aires acondicionados, es preferible que trabajen mayor tiempo en 24 grados y en el (horario) pico de consumo bajar a 17”, puntualizó el funcionario provincial.

En otro tramo de sus apreciaciones, se refirió a los incendios en pastizales, eventos que provocan daños y pérdidas de líneas y transformadores. “Hoy en día es muy difícil poder adquirir transformadores por cuestiones vinculadas a la importación de cobre y silicio. Además, las empresas proveedoras de transformadores están con problemas de abastecimiento. Por eso pedimos a la población máxima responsabilidad ante la notable sequía que nos agobia y que dispara rápidamente cualquier incendio”, señaló.

Señaló también que en materia de infraestructura energética las inversiones son permanentes y forman parte de la política de Estado que implementa la gestión del gobernador Gustavo Valdés. En ese sentido aseguró que “ya nos estamos preparando para lo que será el verano siguiente, porque esa debe ser nuestra mirada”.

“Las inversiones a lo largo y a lo ancho de la Provincia van a continuar. Este es un proceso largo y continuo que abarca a los tres niveles: generación, transporte y distribución de la energía”, concluyó. (Diario El Litoral).