Un policía formoseño que trabaja en la localidad bonaerense de Tres de Febrero fue baleado en la cabeza

Compartir

Un policía municipal resultó herido de gravedad tras ser baleado en la cabeza durante una persecución y tiroteo con dos delincuentes en el barrio «Ejército de los Andes» de Ciudadela Norte, más conocido como «Fuerte Apache», luego de que estos sujetos robaran un automóvil en la localidad bonaerense de El Palomar.

Fuentes policiales informaron a la agencia NA que todo comenzó cuando dos sujetos le robaron a mano armada un vehículo Ford Ka blanco a una mujer cuando salía de su casa en la calle Neuquén al 1000 en el partido de Morón.

Los delincuentes huyeron y ante la denuncia del hijo de la víctima se irradió un alerta en el que se indicaba que los prófugos escapaban en dirección hacia Ciudadela Norte en el distrito de Tres de Febrero.

Fue así que este martes por la tarde, cuando un oficial de la Policía Bonaerense recorría la zona de Ciudadela en el límite con Ramos Mejía junto al chofer municipal, identificado como Dardo Alfredo Martínez, oriundo de Formosa, divisaron el rodado en cuestión y rápidamente iniciaron un seguimiento seguido de una persecución, ya que los sospechosos se dieron cuenta de que eran uniformados.

Posteriormente, al llegar a la zona de «Fuerte Apache», al intentar identificarlos los ladrones respondieron a los tiros y uno de los disparos impactó en la cabeza de Martínez, por lo que el efectivo que lo acompañaba pidió refuerzos y juntos lo cargaron en una camioneta de la fuerza para trasladarlo al hospital Ramón Carrillo, donde se encontraba en muy grave estado. En un video que se viralizó, se observa la desesperación de los uniformados por cargar a su compañero a un patrullero para llevarlo al hospital.

En tanto, los dos asaltantes aprovecharon la situación para abandonar el vehículo y escapar a pie.

Según relataron testigos, ambos sujetos pasaron la zona de los edificios del complejos y se habrían escondido en una villa de emergencia que hay atrás del barrio, por lo que eran buscados de manera intensa.

El testimonio de su padre

«La situación es comprometida» dijo Nelson, el padre de Dardo. «Está en manos de los profesionales y de Dios», señaló el hombre que se encuentra con su mujer en Formosa. «Somos gente de 60 años y con factores de riesgo, pero por cuestiones de salud no podemos».

Dardo es el mayor de tres hermanos.

«Mi hijo cumplía tareas de personal civil en la fuerza. Quiso hacerlo acá -en Formosa- pero no pudo. Se fue a buscar una mejor oportunidad de vida». (El Comercial).