Preocupación de ADEPA y FOPEA por expresiones del gobernador Capitanich

Compartir

A través de un duro comunicado, ADEPA expresó su «preocupación» ante la «reiteración de expresiones del gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, lesivas a las libertades de expresión y de prensa». El mandatario chaqueño insistió con regular a los medios de comunicación», y en una manifiesta subestimación del ciudadano sostuvo que «la gente empieza a pensar lo que los medios y los periodistas proponen».

El organismo indicó que «tal como lo manifestó en su reciente informe semestral de libertad de prensa,  la prensa es una herramienta indispensable de la ciudadanía para distinguir aspectos básicos de la realidad, acordar posiciones sobre una agenda mínima de cuestiones y participar de un diálogo respetuoso para dirimir diferencias». 

«La pluralidad de la oferta informativa permite a las audiencias optar por uno u otro medio, premiando y castigando de ese modo eventuales desvíos o una desconexión con sus necesidades o demandas. El público no requiere una tutela o una prescripción gubernamental, con observatorios inhibitorios o normativas asfixiantes, que terminan afectando la posibilidad de que la prensa refleje la forma en que los gobernantes administran los intereses de todos», dijo ADEPA en su reporte dado a conocer en el marco de su 59 Asamblea anual.

En este sentido alertaron que «a diferencia de lo que plantea Capitanich, no es el rol de la prensa disputar poder político. Asimismo, sugerir que la ciudadanía no tiene la madurez para juzgar los actos de gobierno o elegir por sí misma a los gobernantes, implica un planteo francamente autoritario, que descree de los derechos y libertades de los individuos y de la sociedad en su conjunto». 

«La fortaleza democrática sólo está garantizada por la más amplia libertad de expresión, en la que los ciudadanos puedan elegir cómo informarse, cómo opinar y cómo votar sin tutelas estatales ni teorías conspirativas, sino apelando a su libertad,  a su conciencia y a su juicio crítico» concluye la asociación.

La recordada conferencia de prensa en que Capitanich rompió páginas de un diario.

Peligrosa ambigüedad 

Por su parte, FOPEA repudió los dichos del «el ex jefe de Gabinete kirchnerista» que llegó incluso a sostener que los medios desestabilizan y que, por eso, resulta necesario modificar la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual para introducir algunas regulaciones básicas».
En este sentido, advirtió que esas expresiones «esconden una peligrosa ambigüedad que puede ser usada para afectar la diversidad de expresiones periodísticas e interferir en las líneas editoriales. Todo ecosistema de medios debe garantizar la pluralidad de voces y no restringirlas. En lugar de mayor regulación, los periodistas requieren de mayores libertades para ejercer su trabajo y así garantizar a la sociedad el derecho constitucional a la información. Iniciativas como las propuestas tan livianamente, basadas en acusaciones sin sustento, pueden desencadenar nuevas formas de censura y de persecución hacia la prensa crítica, y no fortalecer la libertad de expresión». (Diario Norte).