Intensificarán los operativos policiales para garantizar el uso del barbijo para prevenir el Coronavirus

Compartir

La Policía de Corrientes comenzó con los controles de uso de barbijo y distanciamiento social en toda la ciudad y será con más intensidad los fines de semana por la movilidad nocturna. La medida se lleva a cabo tras la ratificación del gobernador, Gustavo Valdés que indicó la obligatoriedad de las medidas a pesar de la baja de los casos de coronavirus.

Los agentes policiales realizaron operativos el último fin de semana en la rotonda Poncho Verde y en la Costanera para asegurar que las personas que circulaban por las calles hagan uso de los tapabocas y cumplan con el distanciamiento.

“El control del uso del barbijo lo estamos ejerciendo, el distanciamiento se nos está complicando por el momento porque nos vimos sobrepasados, hubo mucha gente el fin de semana”, indicó Félix Barboza, jefe de la Policía, en diálogo con El Litoral.

“Esta vez, hicimos recomendaciones, no fueron demoras. Al que encontrábamos sin barbijo le pedimos que se vaya a su casa y si lo encontrábamos nuevamente se procedía a la demora. Más que nada es una advertencia en sintonía con lo que dijo el gobernador sobre el uso del barbijo, que era obligatorio en la vía pública”, dijo.

Por otro lado, sobre el control del aforo correspondiente que es del 70%, Barboza resaltó que se controla para que la cantidad de personas no lo supere y que los trabajos se realizan en coordinación con la Municipalidad. “Los agentes municipales van advirtiendo las circunstancias y como no pueden ejercer el poder policial recurren a nosotros, les brindamos el apoyo y se procede a abordar los lugares”.

En ese sentido explicó que: “A las 4 de la mañana, que es el horario de cierre de los locales, comenzamos a pedirle a las personas que circulen para despejar el lugar e intentar desalentar los afters”. 

Con respecto a posibles denuncias o quejas por parte de los vecinos cuando se realizan eventos aprobados por la Municipalidad en locales comerciales y con los controles estipulados, el jefe de la Policía aseguró que tratan de “hablar con el encargado del lugar” y luego “el personal municipal encargado de los controles procede a llevar a cabo su trabajo. Con el tema del distanciamiento estamos viendo cómo tratamos de evitar el amontonamiento de personas en un solo lugar. Estamos atentos a lo que hace la gente pero también usamos el sentido común”, finalizó.

La Policía evacuó a las personas que se encontraban en diferentes puntos de la ciudad a altas horas de la madrugada para que vuelvan en calma a sus hogares.

Este fin de semana fue el primero con aforo de público tras varios meses con restricciones por pandemia. (Diario El Litoral).